La importancia de las cejas

No cabe duda de que las cejas son una parte fundamental del rostro; enmarcan la mirada, nos dan expresión y definen nuestros rasgos. ¡Hay de tantas formas y maneras…! Pero lo que está claro es que la gran mayoría en un momento determinado de nuestras vidas hicimos por cambiarlas por completo hasta el punto de parecer hilos.

Yo misma, defensora absoluta de las cejas anchas y naturales fui de las de “ceja de hilo” y, además, por algunos años. Mi madre siempre me miraba y me decía que no era yo, que me estaba afeando yo solita. Pero os lo prometo, ¡yo me veía bien!

Al final, las modas cambian, una se va haciendo mayor, y terminé dejándolas crecer definiéndolas ligeramente hasta darme cuenta de su importancia; en mi caso es evidente que son un punto fuerte y le dan fuerza a mi mirada.

cara.haltermag

Uno de los grandes trucos que te doy en el caso de haberlas depilado en exceso y querer que vuelvan a crecer es sencillamente dibujar los tres puntos de la ceja con un lápiz específico justo dónde debería empezar, dónde debería estar el arco y el final. A continuación, tendrás que rellenar los huecos que depilaste en exceso imaginando que ahí debería haber pelo.

Una vez tengamos el “esquema de ceja” con el lápiz, no tendremos mas que depilar el sobrante de la forma deseada y ESPERAR.

Poco a poco irás viendo que los huecos se van rellenando hasta que por fin puedas dejar de utilizar el lápiz de cejas.

En caso de que ya no te salga pelo, busca la manera más natural de maquillarlas:

Me encanta utilizar geles de cejas como el de Maybelline Brow Drama (8 euros aprox.) o el de la marca lowcost Catrice (4 euros aprox.). Justo encima y con movimientos ascendentes puedes ir rellenando con sombra marrón medio mate o con un lápiz bien difuminado.maybelline.haltermagcatrice.haltermag

Por supuesto evita maquillarlas con tonos super oscuros porque seas morena o moreno (el negro no se debería utilizar puesto que endurece demasiado). Utiliza siempre un tono o dos por debajo de tu tono de cabello.

El mejor consejo y moraleja de mi historia es que nunca trates de modificar excesivamente la forma natural de tus cejas. Tienes que ser tú, que es como mejor te verás.

Un saludo cariñoso y a seguir disfrutando del verano!!! 😉

¿Te ha gustado?

Introduce tu correo electrónico y recibe todas las semanas artículos como el que has leído

¡Te has suscrito con éxito!

Leave a Reply