“Existe un reino en cada uno de nosotros”. Entrevista a Javier Rubín

Javier Rubín Grassa habita las calles de Barcelona fotografiando e ilustrando su alrededor en busca de respuestas para su generación, una generación perdida que oscila confusa en pleno crecimiento tecnológico y que vive por y para la religión de los Like/Dislike, intangibles hostias que lejos de estar consagradas consagran a quienes las reciben.

La obra de Javier habla de sus inquietudes como artista y como ser humano, y refleja, de una forma muy personal entre el realismo y el mundo onírico, las emociones y los sueños que construyen el enmarañado interior del individuo. A través de la ilustración, principalmente, Javier establece conexiones y tiende puentes en el intento de comprender el comportamiento actual de la sociedad y qué le motiva a ello.

Entre las series que componen su obra, a parte de la anteriormente mencionada Like/Dislike, podemos encontrar también The Butterfly Effect, ilustraciones de parejas besándose que reflejan la importancia de un gesto tan simple como un beso, así como la capacidad de este para generar polémica dependiendo del quién y el dónde.

Coronas, vacíos, flechas, abrazos, animales y personas. Javier Rubín, talento sin filtros.

Javier Rubín

¿Cuánto tiempo llevas ilustrando?

Es difícil saber cuando empieza uno a hacer lo que hace… Siempre dibujé, desde pequeño, pero como todo en la vida vas dejándolo de lado unas temporadas y otras te centras más en ello. Juraría que esta última temporada ilustrativa comenzó poco antes de llegar a Barcelona a vivir, hace unos 5 años.

¿En qué te inspiras? ¿Cuál es el estado actual de tus musas?

Me inspiro en perdices, en sirenas y en príncipes fallidos. Construyo mi mundo a través del imaginario donde escapo para darle sentido a muchos de los inconformismos que sufre mi generación, la cual utilizo como musa, bañada en la magia de los cuentos y enfrentada a la realidad del aquí y ahora.

Dentro de tu obra desarrollas fotografía e ilustración, ¿qué diferencia existe entre expresar una idea con una fotografía y expresarla con una ilustración? ¿Si tuvieras que elegir una u otra con cuál de las dos te quedarías? ¿Por qué?

Últimamente me he centrado en la ilustración, dado que disfruto más trabajando en este área, pero no concibo trabajar sin la fotografía.

Yo las veo estrechamente relacionadas… Creo que a través de la fotografía hay escenas que pueden parecer hasta dibujadas, y en la ilustración, dependiendo de la técnica de cada uno, también pueden parecer fotografías. Son dos herramientas perfectas que se complementan, con las que puedo ahondar en el imaginario y crear escenas imposibles, las cuales nos pueden llevar a reflexionar sobre cómo vivimos hoy y cómo han cambiado nuestros finales felices.

Dentro de tu colección hay muchas ilustraciones que muestran caras o cuerpos incompletos ¿Hay algún rincón de Javier Rubín que está incompleto o por el contrario es el contexto social que le rodea el que lo está? (En caso de ser así, en uno u otro caso) ¿Qué le falta para completarse?

Todos, en mayor o menor medida, estamos de alguna manera incompletos, aunque tal vez la palabra “incompleto” lleva a pensar que necesitamos algo o alguien que nos “complete” y, realmente, considero que estamos en proceso de formación, un “loading” que se ha prolongado más de la cuenta. Esto está marcado por una sociedad que nos prepara y educa para llegar a unos fines que cada vez son más inalcanzables. Seguramente no nos falte nada para estar “completos”, tal y como somos, sin medio rostros, siendo una perdiz sin corazón, sea nuestra forma completa. A veces no hay que empeñarse en cambiar algo porque la sociedad afirme que estamos “incompletos”, hay que aprender a valorar nuestras faltas y nuestros procesos, sin darle tanta importancia a los finales felices.

¿Qué papel juega el color dentro de tu obra?

Juega el papel de darle el último toque a la ilustración. Acentuar una parte en concreto que me parece de interés y que complementa a la imagen. Cuando empecé mi carrera artística, y como he comentado anteriormente, me gusta reflexionar sobre mi generación y lo diferente que es a las anteriores. Esta manera de aplicar el color o incluirlo en mis imágenes, me llevaba a recordar los dibujos de cuando éramos pequeños y debíamos rellenar para terminarlos, este aspecto refleja la base que la sociedad nos imponía para decirnos que nosotros debíamos colorear sin salirnos de la línea. Me parece un buen guiño a nuestra realidad actual.

Sobre las cabezas de muchos de los protagonistas de tus obras velan coronas, ¿qué significado tiene este elemento dentro de tu obra y para ti como artista?

Como he dicho anteriormente, me baso mucho en los cuentos y en cómo nos criaron envueltos en sus historias, educándonos en que el príncipe heroico debía rescatar a alguna princesa en apuros. Las coronas me parecen un gran símbolo de identidad. Somos esos príncipes y princesas de los cuentos, pero mucho más reales, especiales por ser como somos y sin necesidad de salvar a nadie. Comencé utilizando este símbolo por darle poder y marcar así la importancia de cada uno. No existe solo un reino con un príncipe o rey… Existe un reino en cada uno de nosotros y debemos velar por él, aceptando cada defecto y cualidad residente.

¿Las personas que protagonizan tus ilustraciones existen en la realidad o son diseños ficticios?

Son personas reales, amigos y gente cercana, de los que conozco sus historias o sus realidades. Personas que me ayudan a mostrar una idea actual de lo que ocurre hoy en día en nuestras vidas.

¿Cuál consideras que es tu mejor obra o tu mejor serie de obras?

Yo personalmente estoy enamorado de una obra en concreto, no por el resultado visual que la representa,sino por la idea que defiende y de la que se basa la mayoría de mi trabajo; “The incredible story of the Partridge who lost his heart”.

patriadge_heart

¿Dentro de la serie Like/Dislike la indiferencia qué papel juega? ¿Qué crees que provoca dicha indiferencia? ¿Es posible que una red social que tiene el papel de facilitar la comunicación nos conduzca a un bucle de estímulos artificiales que obstaculicen los impulsos naturales y/o físicos?

Esta serie que expuse hace un año trataba de retratar nuestra situación en cuanto a las redes sociales y a cómo hoy las vivimos. Nos hemos convertido en seres adictos a la aprobación de nuestros congéneres, necesitamos sentir que nuestro físico y nuestra manera ficticia de ver la vida es contemplada y admirada por los demás. De ahí que surja el malestar del Dislike, o lo que es lo mismo, dado que no existe este botón, la indiferencia. Cuando no recibimos el Like de una persona en concreto, o recibe pocas aprobaciones nuestra foto/estado de turno, consideramos que es un fracaso y un rechazo vergonzoso, esto nos lleva a adaptarnos a tendencias visuales que puedan proporcionarnos esa dosis de satisfacción y aceptación.

Las redes sociales tenían como intención acercarnos a personas que no están en nuestro día a día pero ese concepto ha quedado alejado al observar que a lo que realmente nos acerca es a vidas ficticias, vidas compuestas por el “postureo” y la felicidad envidiable.

¿Escuchamos realmente a los demás dentro de las redes sociales?

Yo considero que habrá de todo. En mi caso disfruto observando y comprendiendo lo que los demás deciden mostrar. Creo que estamos dispuestos a mirar escenas preparadas y felicidad momentánea. A pesar de esto, para escuchar realmente a alguien sigo considerando que solo ocurre cara a cara y con una buena conversación.

The Butterfly Effect

The Butterfly Effect

 

Dices que hay “pequeños gestos que arrasan ciudades”, ¿ciudades interiores y abstractas o exteriores y físicas?

Creo incondicionalmente en los Efectos Mariposa, en la cadena de fichas de dominó, en que cualquier movimiento que podamos realizar generará algo en el otro lado del mundo. Y, ¿porqué no creer que un beso puede llegar a arrasar una ciudad en la otra punta del mundo?

¿Cuántas ilustraciones componen la serie The butterfly Effect?

Ya voy por la novena obra de esta serie, siempre abierta a crear los Efectos Mariposa de aquel que lo desee.

¿A raíz de qué o quién surge la serie The butterfly Effect?

Surgió a partir del concepto que hoy en día nos encontramos en las aplicaciones de contacto. Aplicaciones con las que, dependiendo de si deslizamos el dedo hacia la derecha (LIKE) o por el contrario, hacia la izquierda (DISLIKE) tendremos la opción de llegar a conocer a alguien especial, alguien que nos enamore y que nos cambie la vida. Es sorprendente el poder de un solo gesto.

Las dos primeras obras de esta serie son basadas en dos relaciones que se conocieron por este tipo de aplicaciones, comenzaron por un simple gesto y esas 4 vidas cambiaron radicalmente. Todo a partir de solo una decisión, el LIKE.

¿Por qué todas las parejas de The butterfly Effect son homosexuales?

Por mucho que creamos que las relaciones homosexuales están a la orden del día, sigue habiendo muchos países donde es penado y juzgado aquel que demuestra este tipo de amor en lugares públicos. Es aquí donde cobra mayor fuerza y sentido el concepto de que un beso puede arrasar ciudades en la otra punta del mundo.

No estoy cerrado a retratar exclusivamente relaciones homosexuales en esta serie, solo que no se ha dado el caso de que alguna relación heterosexual haya querido mostrar su propio Efecto Mariposa.

¿Las ilustraciones con temática homosexual padecen de homofobia en comparación con las de temática heterosexual?

Creo que la homofobia solo existe en los ojos de quien ve diferente algo tan común. Es horroroso pensar que algo tan bonito y que no trata de hacer daño a nadie es interpretado como una aberración y alejado de algo natural, cuando lo antinatural es no comprender que el amor, es amor.

¿Qué diferencia existe entre un beso y cualquier otra muestra de afecto como podría ser un abrazo o una caricia?

Toda muestra de afecto tiene un poder increíble, tanto visualmente como sentimentalmente. El beso en concreto me parece la acción más hermosa que puedes tener con un ser querido. Hay muchos tipos de besos, y muchos tipos de abrazos, pero todos ellos buscan demostrar afecto a alguien. Yo me he centrado en los besos en esta serie porque considero que es la acción que más fuerza tiene para causar una reacción en cadena.

The butterfly effect

 

¿Qué siente Javier Rubín cuando ve su obra expuesta?

Depende de qué exposición sea pero, en la mayoría de los casos siento nervios e impaciencia por ver las reacciones y sentimientos que genero en el espectador. Estoy ansioso por saber qué reacción les ha producido mi obra.

¿Cuál es la exposición que recuerdas con más cariño?

Sin lugar a dudas, “Looking for it” en la galería Miscelanea Bcn. Fue mi primera exposición individual y con la que comencé a mostrar toda la investigación generacional que ha compuesto toda mi carrera artística.

Exposiciones actuales

Ahora mismo, y hasta finales de agosto, podéis encontrar mi última exposición individual “Happy Begginings” en el bar La Federica (Carrer de Salva, 3. Barcelona). Haz click para saber más.

¡Muchas gracias y mucha suerte Javier!Javier_Rubín

Si quieres saber más sobre Javier Rubín o su obra entra en su página web haciendo click aquí.

¿Te ha gustado?

Introduce tu correo electrónico y recibe todas las semanas artículos como el que has leído

¡Te has suscrito con éxito!

Leave a Reply