Eero Saarinen

Eero Saarinen arquitecto famoso por sus diseños de líneas curvadas, especialmente en las cubiertas de sus edificios, consiguiendo una gran ligereza. Se le asocia frecuentemente con lo que se ha venido a denominar la arquitectura internacional.

Terminal de la TWA, Aeropuerto John F. Kennedy

La terminal de la TWA está esculpida como si de un símbolo de vuelo se tratara, abstracta, una alegoría al vuelo realizada en hormigón armado. En su interior coexisten los espacios y las formas orgánicas, definiendo el amplio espectro de la expresión arquitectónica de Eero Saarinen. Se trata de una gran cubierta que alberga un único vestíbulo con formas y objetos a disposición de los viajeros. En cuanto a la estructura Saarinen se inspira en las bóvedas de crucería gótica para albergar un espacio sin columnas que da cabida a varios servicios. Pese a que la estructura parece ser una pieza escultórica de hormigón, en su interior está reforzada por una invisible red de acero que soporta la cubierta. La simetría de la planta y los alzados es readmitida en el vocabulario formal del arquitecto moderno. El movimiento de las formas de hormigón, fue el tema que inspiró la concepción del diseño hasta en los más mínimos detalles. El flujo continúo de un área a la otra crea un espacio sin límites, una arquitectura de fluidez. Las columnas, las bóvedas y el antepecho se combinan para formar un único elemento.

53da51fadcd5888e145ada56_twa-terminal-nyc-architecture-trendsabecac10d6d709f0d607e14d4633d942TWA-Eero-JFK-09-960x640

Silla Tulip

La silla Tulip forma parte de una serie de diseños de mobiliario que Saarinen concibió a lo largo de su carrera. La línea se destaca por desprenderse de la ideas de patas, al encontrar unas solución tecnica para lograr reemplazar las cuatro patas clasicas de las sillas por una sola de aluminio en forma de pie de copa, le aporta una estética elegante y de aspecto futurista. La pata única, también ofrece gran comodidad a los pies y permite que mediante la incorporación de un mecanismo el asiento sea giratorio, la parte superior se compone de una pieza única de fibra de vidrio que logra en un monovolumen logrando asi una solución al asiento y respaldo.

tulip

Casa Miller

Esta vivienda diseñada es un buen ejemplo de la arquitectura “modernista” de mediados de siglo XX, caracterizada por el uso del acero en las estructuras y el vidrio para el cerramiento. Situada en una gran parcela, y rodeada de césped y numerosos árboles, esta vivienda unifamiliar adopta una forma totalmente regular: la casa es un prisma horizontal perfecto, totalmente simétrica, y se posa sobre el terreno como si fuera un objeto artificial. Su gran cubierta blanca queda sustentada por pilares cruciformes de acero; y, tras ellos, Saarinen construye las fachadas con un aplacado de piedra. Así, un material pesado como la piedra contrasta con la ligereza de los pilares y de la cubierta. Todo ello, además, entremezclado con la vegetación produce una extraña sensación de armonía y de colorido. El mismo colorido que se traduce al interior: aunque los paramentos y el suelo son blancos, el mobiliario, las alfombras y los armarios aportan esa nota de color tan característica de este proyecto. La luz es otro elemento fundamental: gracias a numerosos lucernarios de la cubierta, todos los espacios interiores quedan iluminados de un modo casi mágico.

10688459_10204800408440236_224024176529415530_o         59f19982c1096be52993ec65f7844955          untitled

¿Te ha gustado?

Introduce tu correo electrónico y recibe todas las semanas artículos como el que has leído

¡Te has suscrito con éxito!

Leave a Reply