20 años de Pixar

Pixar_encabezadoEl pasado mes de noviembre Pixar celebró su vigésimo aniversario y no podía dejar pasar esta ocasión tan especial para compartir con todos vosotros el maravilloso vídeo recopilatorio que publicó entonces Kees van Dijkhuizen Jr, en el que se recogen escenas de todas esas películas que nos han ido acompañando a lo largo de los años, desde Toy Story hasta la recientemente estrenada El Viaje de Arlo. Incluyendo fragmentos de los primeros cortometrajes que realizaron como, el conocidísimo, Luxo Jr o Red’s Dream, que cuenta el sueño de un monociclo por ser artista de circo.  Todo ello conducido a través de la banda sonora de Up y unas declaraciones que hizo Andrew Stanton en 2012 durante una charla TED sobre Pixar.

Pixar_dentro_artículo

Para muchos Pixar será una fábrica de dinero que no para de engordar, y sí, seguramente lo sea, pero, para mí, es la representación de los improbables, una libreta en blanco donde cualquier cosa, hecha con el corazón y desde este, es posible.

Durante veinte años, Pixar se ha dedicado a enseñarnos a respetar a los demás, a quererlos, a cuidarlos. Nos ha enseñado a ser sinceros con nosotros mismos. Nos ha enseñado a ser cabezones, a perseguir nuestros sueños, e incluso a hacer grandes estupideces. Y es que los personajes de Pixar no son simples idealizaciones del bien o de la felicidad, los personajes Pixar sienten, son egoístas, tienen aspiraciones, celos, lloran, ríen, luchan… los personajes de Pixar son referencias y referentes para cualquier persona de cualquier edad porque…¡BASTA!, la animación, como el amor, no tiene edad.

Buscando_a_Dory_nemo

Gracias Pixar, por enseñarnos que la amistad debe ser una relación de confianza constante y cariño incondicional. Por enseñarnos que los pequeños podemos, juntos, vencer a los grandes y que ni los malos son tan malos, ni los buenos son tan buenos. Por enseñarnos que la risa de un niño puede iluminar ciudades enteras y por demostrar al mundo que el trabajo en equipo, aparte de muchas veces ser necesario, es totalmente reconfortante. Gracias por enseñarnos  que en mitad de la catástrofe la esperanza y el amor pueden salvarnos. Por ayudarnos a valorar a los que tenemos a nuestro alrededor pues quizá un día se marchen sin darnos cuenta. Gracias por emocionarnos, una y otra vez, y mostrarnos que la tristeza es tan necesaria como la alegría. Y gracias, como fémina, por seguir allanando el camino hacia una sociedad igualitaria donde la mujer es igual de valiente que el hombre. En definitiva, gracias por ser nuestro Dream Productions cuando estamos despiertos.

Así que mi recomendación para estas navidades, en lugar de turrón de chocolate, son palomitas, muchas palomitas y mucha animación.

Y aquí os dejo el vídeo culpable de la extinción del dulce en mi casa.

¡Feliz Navidad! ¡Feliz Pixar!

 

¿Te ha gustado?

Introduce tu correo electrónico y recibe todas las semanas artículos como el que has leído

¡Te has suscrito con éxito!

No Responses

Leave a Reply