Los Juegos del Hambre: Sinsajo Parte 2

Hordas de tributos se ofrecen voluntarios y se acumulan en las puertas de las salas de cine más cercanas para disfrutar del estreno de Los Juegos del Hambre: Sinsajo: Parte 2. Los tributos alzan sus dedos índice, corazón y anular al aire y silban el leitmotiv del sinsajo. La última batalla está a punto de comenzar. Prepárese presidente Snow, el Capitolio se desmorona.

Y es que después de cuatro años de trabajo la saga de Los Juegos del hambre al fin escribe «The End» en la pantalla. “Alivio y tristeza”, así describe su director la grabación de la última escena que rodaron de la película. Y como en todos los finales, esta mezcla de recompensa y nostalgia invadió a todos los protagonistas de la saga que no dudaron en mostrarlo así durante la premier que se celebró en Londres el pasado 5 de noviembre y que nos regaló momentos como el inesperado beso entre Jennifer Lawrence y Natalie Dormer con el que casi muero de la risa, literalmente.

¿Qué hay detrás de Los Juegos del Hambre?

Los Juegos del Hambre es una saga que está basada en la obra homónina de la autora Suzanne Collins cuya acción se desarrolla en Panem, una nación postapocalíptica, piramidal  y opresora que se divide en 12 distritos hasta llegar al Capitolio, el centro neurálgico donde se encuentra la alta sociedad. ¿Pero cuándo comienza realmente la historia en la película? En la primera película de la saga la acción comienza con la celebración de los septuagésimo cuartos juegos del hambre, en los que dos tributos de cada distrito se juegan la vida en la arena mientras todo Panem lo ve a través de sus televisores.

Pero yo hoy quiero ir más allá de lo que todos sabéis, quiero cruzar el umbral y explicaros los tres puntos más importantes que se esconden detrás de una saga tan comercial como Los Juegos del Hambre. Y es que parece que todo lo que lleva la palabra “comercial” a su lado no puede ser bueno, no puede ser valorado con conciencia o no puede ser tomado en consideración y es aquí cuando yo me permito el lujo de comentar todo lo contrario acerca de esta trilogía.

Durante estos cuatro años Los Juegos del Hambre ha fomentado la defensa de la democracia ante el abuso del poder, la lucha por la igualdad ante los desequilibrios sociales y la búsqueda de la justicia ante la inmoralidad a través de las diferencias abisales entre el marco del Capitolio y el del resto de distritos. Ha profundizado en el abuso mediático que realiza la televisión y del carácter manipulador del formato “reality show”, cada vez más lejano, extravagante y banal. Y por último, si hace unas semanas hablábamos del papel de la mujer dentro de la industria cinematográfica y televisiva como pilar fundamental del peso de la acción, Los Juegos del Hambre suma un nombre a nuestra lista: Katniss Everdeen, una mujer humilde que se convierte en líder y símbolo de toda una revolución en pro de los derechos humanos.

¿Qué significa esto? Significa que a pesar del carácter comercial de la saga detrás existe un mensaje o moraleja muy importante para la sociedad que es la lucha, incansable, por conseguir un mundo más justo. Y al igual que es agradable ver a mujeres cosechando éxitos en la pantalla grande en calidad de igualdad de género, también es agradable que una saga de tal magnitud pueda convertirse en un referente de libertad y de igualdad, tal y como lo hizo en su día V de Vendetta.

Sinsajo_simbolo_dedos

Así que, simpatizantes, detractores, vengáis de dónde vengáis, os llaméis cómo os llaméis, adoréis a quien adoréis, os animo a disfrutar de este último capítulo de la saga, así como de los actores, del diseño de producción y del despliegue de efectos al que nos tienen acostumbrados.

Y antes de terminar, un pensamiento para el fallecido Seymour Hoffman quien hizo un excelente trabajo con el personaje Plutarch Heavensbee.

Seymour_hoffman

 

¡Damas y caballeros bienvenidos a los septuagésimo sextos juegos del hambre! [«Tii niii ni niiiii» Efecto canto del sinsajo]

¿Te ha gustado?

Introduce tu correo electrónico y recibe todas las semanas artículos como el que has leído

¡Te has suscrito con éxito!

No Responses

Leave a Reply