La sencillez de Louis Vuitton

En la sencillez está la clave. Es algo que siempre he pensado y me repito a mí misma. Un vaquero, una camisa, unos buenos zapatos y ¡pumba! Ya está, ya tienes el look.

Soy de las que prefiere la ropa de invierno, los abrigos, las maxi bufandas, las botas. La inspiración viene sola y te das cuenta que un día gris puede arreglarse con un buen pantalón amarillo. Sí, incluso en invierno.

Las tendencias vienen y van y se amontonan en nuestra cabeza sin dejar espacio, en muchas ocasiones, a conseguir un look clave con el que sentirse cómoda mientras presumes de estilo.

Otro día os hablaré de las tendencias a seguir al pie de la letra, pero hoy quería mostraros cómo conseguir mi look favorito del otoño, bueno digamos que favorito del mes de octubre. Es de la colección otoño/invierno 2014 de Louis Vuitton, entre modelos yendo y viniendo sin ningún look en especial, uno consiguió centrar toda mi atención y en seguida me puse en marcha para clonarlo.

Con ciertos aires 70, me di cuenta que no necesitaba más que un vestido en color blanco, un abrigo en negro, unas botas altas (este año se llevan más altas que nunca) y un bolso bandolera.

El vestido de color blanco está consiguiendo lo que jamás ninguna prenda ha logrado: desbancar al Little blackdress.  Y aunque parezca impensable que esto ocurra, todas debemos ir en busca ya del perfecto vestido. Este es de Zara.

Las botas altas llevan temporadas en nuestro armario, sin embargo, este año suben todavía más la altura, las de Zara son nuestras favoritas.

Invertir en un buen abrigo debe ser nuestra máxima. El negro se convierte en la opción más elegante y acertada. Asos.

Cómodo y funcional, el bolso bandolera de Mango es el perfecto para el otoño.

Louis Vuitton Pasarela

dress for less Vuitton

Algo tan sencillo y cómodo que vale la pena probarlo y ponerlo en práctica.

¿Te animas?

¿Te ha gustado?

Introduce tu correo electrónico y recibe todas las semanas artículos como el que has leído

¡Te has suscrito con éxito!

Leave a Reply