El descubrimiento The Leftovers

No sé qué me ha gustado más del último de #TheLeftovers, si el capítulo en sí o que hayan puesto varias veces ‘White Lines’.

The Leftovers no tendría un capítulo mediocre ni aunque quisiera.

Así hacía referencia a esta serie Coral Ferrero de Como conocí a vuestras series en su Twitter.

 El opening de la segunda temporada de #TheLeftovers es magnífico.  

The Leftlovers. ¿Hola? Amor a primera vista.

Poco después, Ludmila Di Veltz, correspondía de esta forma en el suyo.

The Leftovers, The Leftovers, The Leftovers… tanto tweet me estaba volviendo loca y solo quería saber más sobre ese título tan misterioso que se repetía una y otra vez en mi TimeLine. Así que, haciendo caso de las estupendas críticas que ambas mujeres, de gran bagaje serial, dirigían a la serie, me lancé directa a morder el primer capítulo.

¡Ay! La débil humanidad, siempre cayendo en el pecado una y otra vez.

Desde el minuto uno ya estaba enganchada a la serie, no entendía nada pero, a su vez, todo lo que iba sucediendo vibraba dentro de mí de una manera especial, no sé cómo explicaros… quizá ese desconocimiento principal me arrastraba a continuar con otro capítulo y con otro más, sí, era algo así, era mi ignorancia insaciable en busca del atracón, sin embargo, The Leftovers es una manzana infinita y eso es lo que la convierte en una droga de diez capítulos por temporada que se consumen en menos de dos semanas.

The Leftovers sitúa su acción en Mapleton, Nueva York, y nos cuenta la vida de sus habitantes tres años después del inquietante suceso que da pie a la trama de la serie, la misteriosa desaparición del 2% del total de la población terrestre, es decir, 140 millones de personas que se esfumaron sin saber dónde, cómo, ni por qué. ¡Joder! y diréis: “ya estamos con otra serie de misterios sobrenaturales” y sí, puede ser, pero no, también no puede ser; The Leftovers usa ese pretexto para ahondar en el carácter de cada uno de los personajes que aparecen en la trama, conduciéndonos de una forma excelentemente trabajada hasta los lugares más escondidos e insólitos de su ser.

El personaje principal de la serie es Justin Theroux quien interpreta a, Kevin Garvey, el jefe de policía de Mapleton, junto a él completan el elenco actrices como Amy Brenneman que interpreta a su mujer Laurie Garvey, la rompedora Liv Tyler que hace de la intrigante y todavía más impactante Meg Abbott, Carrie Coon que interpreta a la frágil y sorprendente Nora Durst o Ann Dowd quien se pone en la piel de la “jodidamente odiosa” Patti Levin. Y atención, esto es solo una pequeña parte del resto del mágico elenco que conforma la serie.


leftover_3_laurie_garvey

leftover_1_kevin_garvey

leftover_4_nora_durst

leftover_2_meg

Patti_levin_remanente

The Leftovers es un rompecabezas que construye su contexto como producto audiovisual mediante un argumento excepcional, un casting cuidado y una banda sonora impresionante. El compositor Max Ritcher consigue con cada una de sus piezas completar el significado de las escenas, conduciendo al espectador a través de una atmósfera embriagadora que culmina en éxtasis, y es que los temas de Max Ritcher son como esa conversación que comienza con algunos susurros y acaba por los aires, a gritos, desvestida.

The Leftovers no es una recomendación, es una obligación, un deber, pues solo en la totalidad de sus dos temporadas, a espera de una tercera y última, es cuando se completa su significado y cuando uno puede juzgar realmente su peso. Pero seamos sinceros, si te gustan las cosas sencillas, abandona, en cambio, si como a mí, te gusta lo complicado y caminar cuanto más lento mejor si eso significa que al final del camino la recompensa va a desgarrarte, bienvenido, bienvenida, The Leftovers es tu serie.

Así que, The Leftovers, despido el año de tu mano y lo hago con el corazón encogido, después de haberte llorado en el último capítulo cuando la moraleja de la poesía se descubre en forma de canción y te revela uno de los secretos más importantes de la vida.

¿Y cuál es ese secreto? ¡Ah!…Tenéis que ver la serie y descubrirlo vosotros mismos. Yo os espero aquí para que me echéis una mano por encima y me deis las gracias o para que me miréis con cara de indignación y me digáis que todo ha sido una basura. Sea lo que sea, espero vuestras impresiones.

¡Feliz maratón de The Leftovers!

¿Te ha gustado?

Introduce tu correo electrónico y recibe todas las semanas artículos como el que has leído

¡Te has suscrito con éxito!

Leave a Reply