MAX MARA renueva imagen en Valencia

Inauguración Max Mara

Inauguración Max Mara

El jueves 1 de octubre abría sus puertas la renovada tienda principal de Max Mara en Valencia situada en la céntrica calle Pascual y Genís. El proyecto de imagen de la tienda lo realiza un estudio de arquitectura italiano que se llama Duccio Grassi, ya que al tratarse de una franquicia debe de haber una lógica cohesión global entre todos los comercios de la firma Max Mara.

Pese a que se ocupen desde Milán en dar las directrices fundamentales para que se mantenga cierta homogeneidad de estilo en los establecimientos en todo el mundo, Duccio Grassi planta la semilla pero, “Luego aquí podemos realizar algunas modificaciones en la distribución y llevamos la dirección de obra”, explica Carmen Tecles, que colabora con el estudio encargado en llevar a cabo la puesta en escena final de la tienda, a saber, el estudio de Ignacio Carbonell Cantí.

Carbonell Cantí ha emprendido proyectos muy interesantes y trabaja con exquisitez la iluminación, de modo que su ejecución conecta con la filosofía del estudio milanés que trabaja con clientes a cargo de grandes marcas desde Dubai hasta Hong Kong, siempre poniendo el acento en que la arquitectura y el diseño para tiendas otorgue protagonismo a la luz. Es decir, hay distintos tipos de iluminación comercial dentro del mundo del diseño y la arquitectura interior no obstante cuando Duccio Grassi crea un edificio, una boutique o un showroom para clientes como Max Mara, Zara, Canali, Guru, Guess by Marciano o Penny Black, entre otros muchos, piensa detenidamente en el producto y cómo proyectar la luz sobre él.

Elegir la prenda perfecta puede suponer un proceso de disfrute para quien visite una tienda bien decorada e iluminada, en un entorno agradable y con buena presentación. Utilizando una paleta de suaves tonos entre grisáceos y verdosos conviven en armonía los colores de las paredes, atrezzo y escaparatismo con los de las nuevas colecciones donde el equipo creativo de Max Mara ha encontrado la inspiración. Trencas clásicas, abrigos-chaleco, peletería y prendas acolchadas en colores tostados, verdes y negros, algún estampado floral con toques rojizos, blusas básicas en azul marino de continuidad y breves amarillos casi flúor enfocados a un público juvenil.

Lo cierto es que Max Mara nos sorprendió con un cocktail de inauguración estupendo y un espacio redistribuido de forma más diáfana, de fácil recorrido pese a estar abarrotado durante el acto al cual asistió mayoritariamente público de mediana edad a edad madura. En general los clientes que visten esta marca, aunque la firma apueste por toques refrescantes para captar amplio rango de edades, son mujeres maduras y elegantes que se deciden por una línea clásica de corte prácticamente atemporal con una amplia gama de complementos a la última. La edad es un estado mental ajeno a las modas y, en este caso, se expresa a través de la vestimenta y de cómo cada uno quiera llevarla o sentirla.

Imágenes de Marisol Salanova.

¿Te ha gustado?

Introduce tu correo electrónico y recibe todas las semanas artículos como el que has leído

¡Te has suscrito con éxito!

Leave a Reply