TRAINSPOTTING 2, PURA NOSTALGIA

trainspotting-2-envejecemos-pero-no-dejamos-de-molar

El pasado 24 de febrero llegaba por fin a nuestras carteleras la esperadísima continuación de una de las películas que mas marcaron mi juventud y me atrevo a decir que la toda una generación, ademas suelo cometer el error de ilusionarme en exceso antes de ver algunas películas que me apetecen mucho y luego la decepción es mas grande,  por desgracia en este caso me volvió a ocurrir.

En esta segunda parte el film se traslada veinte años después cuando Renton vuelve a casa, y se encuentra con una Escocia cambiada, dónde nada es lo que parece, su padre está solo, Spud está con depresión, es un suicida en potencia, Sick Boy ha pasado de fantasear con James Bond a convertirse  en una especie de chulo cocainómano que juega a chantajear a la gente en hoteles, con la ayuda de su “amante” una joven prostituta de Europa del Este, y Begbie que acaba de escaparse de la cárcel, y tiene serias dificultades para satisfacer a su esposa, y un hijo algo parado que no es capaz de decirle que no quiere seguir los pasos de su padre.

Sin contar nada nuevo, Boyle y Hodge se sacan de la manga una película muy correcta, entretenida y con algunas secuencias -el robo de las tarjetas y el reencuentro de Renton y Begbie son brutales- desternillantes. Sin olvidar, obviamente, el drama de fondo de una vida perdida en los excesos.

Trainspottimg2-haltermag

Lo mejor de la película sin duda vuelven a ser el ritmo y la música frenéticos y suficientemente impactantes para aguantar una tensión mantenida y bien conseguida. Las alusiones al original se convierten en excesivas y demasiado evidentes confirmando una dependencia abusiva de aquella obra maestra de los 90 . La personalidad de esta segunda parte queda ligada totalmente a lo que significó la primera aunque con una dirección experta se mantienen aquellas imágenes de encuadre imposibles, los diálogos corrosivos, la crítica social bastante actualizada y unas interpretaciones notables de una actores ahora expertos.

En conclusión Trainspotting 2 es una correcta secuela para los nostálgicos de una obra maestra, aunque en mi humilde opinión  bastante innecesaria .

¿Te ha gustado?

Introduce tu correo electrónico y recibe todas las semanas artículos como el que has leído

¡Te has suscrito con éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *