Diseccionamos las “Pieles” de Eduardo Casanova

Pieles_película

Hospital. Consulta nº3 de dermatología. 9.30 de la mañana. 

La (primera) impresión de Pieles, la ópera prima de Eduardo Casanova, está preparada para ser diseccionada.

DOCTORA PAULSON

(con voz firme)

Observación, corte y penetración. ¿Entendido?

RESIDENTES

(al unísono)

¡Entendido!


Pieles_película_epidermis

Del lat. tardío epidermis, y este del gr. ἐπιδερμίς epidermís.

1. f. Epitelio ectodérmico que envuelve el cuerpo de los animales y puede estar formado por una sola capa de células, como en los invertebrados, o por numerosas capas celulares superpuestas que cubren la dermis, como en los vertebrados.

“La forma física nos condiciona”, este es uno de los titulares que más ha repetido el joven cineasta, Eduardo Casanova, con motivo de la promoción de su primera película, Pieles, a raíz de su participación en la Berlinale dentro de la sección Panorama; y yo, sí, estoy de acuerdo con él, el físico nos condiciona prácticamente desde que nacemos.

Vivimos en un mundo en el que nuestras fachadas dicen más de nosotros mismos que nuestro interior -nuestro contenido-. El contorno nos define, nos juzga y nos etiqueta. Por esta regla de tres, basada en la materialidad del espacio físico y de la apariencia física, los papeles que interpretan los actores también se convierten en signo y símbolo de lo que se supone que son o no como personas; fachadas y capas externas como la epidermis que muestran una parte de nosotros bastante general y que, así mismo, pueden decir mucho o poco de lo que son o somos realmente.

Pieles_película_Fidel_Aída

Fidel. Fidel es la principal epidermis de Eduardo Casanova de cara a la mayoría de la gente que reconoce su rostro. Inteligente, incomprendido, temeroso y, finalmente, valiente luchador; el pequeño Fidel, que llegase a la serie Aída en su primera temporada como hijo de Chema, ha catapultado a Eduardo Casanova a la fama y le ha acompañado en su paso de niño a adulto proporcionándole, a su vez, la facilidad de conocer la industria audiovisual más de cerca e incrementando en él, seguramente, ese sentimiento y esa pasión por las historias y el cine que con veinticinco años ya le caracteriza y que por su detallada biografía le viene de muy pequeño.

Cuánto comparte su alter ego ficcional con su alter ego real es una frontera confusa de especulaciones sociales en las que, muchas veces, la persona o actor es juzgado como si fuese su personaje y alabado o condenado por ello mismo, como ocurre con nuestro aspecto físico. Nuestro rostro, nuestro cuerpo, nuestra forma de vestir, el color de nuestro pelo, los tatuajes que llevamos o, incluso, nuestro tono de voz siempre han ido e irán por delante de nuestro discurso generando una serie de prejuicios que, lejos de suponer un simple error de asociaciones, pueden llegar a convertirse en verdaderos dardos de veneno para las personalidades más susceptibles o sensibles.

Y ahora, ¿quieres saber qué hay detrás de la epidermis de Eduardo Casanova?

Adelante.


Pieles_película

Dermis

De epidermis.

1.f. Capa conjuntiva que forma parte de la piel de los vertebrados,

más gruesa que la epidermis y situada debajo de esta.

 

Retiramos la epidermis y el rosa, poderado, comienza a saturarse. Accedemos al segundo nivel de la intervención.

La dermis nos invita a conocer a la persona que se esconde detrás del personaje que interpreta el actor, abandonando los artificios que encierran a su persona tras los gustos y el carácter de su personaje.

Eduardo Casanova existe, no es solo un nombre, y si limpiamos bien la zona descubrimos que como cineasta, escritor y director, Eduardo posee una más que llamativa y peculiar biografía.

Amor de madre, La hora del baño o Fumando espero son algunos de los títulos que completan la lista de Casanova como director de cortometrajes. Piezas que, a pesar de su reducido metraje, están llenas de simbolismo, controversia y sinceridad y cuyo diseño de producción está trabajado a un nivel tan intenso que ya no solo funciona como recurso estético sino como parte del esqueleto narrativo y del argumento del film, construyendo un juego de metáforas visuales y simbolismo cargado de contrastes.

Eduardo Casanova va más allá del mero entretenimiento. El joven cineasta tropieza en primera, segunda o tercera persona con algo que le llama la atención y expone su tropiezo dentro de un marco estético surrealista y poético que sella, sin lugar a dudas, su estilo como director. La psicología de sus personajes y el contexto social en el que se encuentran denota una necesidad interna de expresar su punto de vista sobre ciertos aspectos de la sociedad que le suscitan interés o repulsión y, eso, eso es arte.

Eduardo Casanova, ya no solamente es un actor con una cara conocida, es, también, escritor, narrador, obrador de historias, voz, emoción, collage, contraste, belleza, crueldad, frío y calor. En resumidas cuentas, una bomba sin detonador ni filtros que vive en constante posibilidad de expansión.

“El cine es para mí la causa y la solución a todos mis problemas” – Eduardo Casanova


Pieles_película

Hipodermis

1.f. Capa más profunda de la piel.

DOCTORA PAULSON

¡Bisturí!

AYUDANTE

Bisturí

DOCTORA PAULSON

¡Sudor!

AYUDANTE

Sudor

DOCTORA PAULSON

(pausadamente)

Sajando en: tres…dos…uno…

Limpiamos el corte y nos hacemos paso con cariño. Eduardo, hemos venido a sentarnos aquí para contemplarte de cerca, para observar tus pieles desde dentro, sin pudor, despeinados y sin depilar; llenos de imperfecciones y perfecciones que odiamos y amamos a partes iguales o no.

Cartel_Pieles

Dicen los titulares: “El cartel de la película Pieles genera controversia”“Los pezones del cartel de Pieles censurados en Instagram”Pieles todavía no se ha estrenado en los cines de andar por casa y ya nos está dando a todos una lección no solo sobre cómo la forma física nos condiciona sino de cómo lo diferente o lo políticamente incorrecto o lo políticamente amoral nos condiciona, nos limita, nos censura y nos calla; y, a mí, el único silencio que me gusta es del los labios que se cierran para dejar paso al amor o el de los cuerpos que se detienen para sentir la tierra que pisan.

Si nos ponemos a analizar el cartel de la opera prima de Eduardo Casanova vemos que el póster de Pieles recoge en sí partes clave del cuerpo evitando el contexto explícito al que pertenecen y conformando un collage único que lejos de resultar agresivo se hace muy digerible para cualquier ojo y digestivo para cualquier estómago. De hecho, si pudiésemos hablar de una escala Ritcher sobre cosas que producen repulsión, un estado que educa en la religión del amor y que por el contrario condena la libertad de amar de las personas y permite las agresiones físicas por ello, estaría muy por encima de este cartel.

Eduardo Casanova reafirma, así, su faceta como artista y su posición como joven cineasta que decide exponer el cuerpo humano al mundo para denunciar audiovisualmente las cosas que no comparte y su punto de vista sobre la sociedad desde un medio tan sano como es el cine.

“Las pieles cambian. Las pieles se operan, se transforman. La apariencia física no es nada”, quince palabras sirven para condensar en tres frases un minuto veintidós de teaser que sacia el hambre de los más impacientes.

En el mundo del “Be different” la gente es inducida hacia una falsa libertad en la que ser diferente resulta ser igual al resto. Nos pasamos la vida condicionados por la imagen que se supone que debemos dar cuando el porcentaje de personas que cumplen con el canon físico perfecto (que no sé quién estableció, ni cuándo) es reducido. La ignorancia nos vuelve cobardes y lo realmente diferente nos suscita tal repulsión que somos capaces de marginar lo que no comprendemos hasta arriesgados y preocupantes extremos.

Pieles se plantea única e impactante, tanto o igual como el porno que ves en el ordenador de tu casa, la guerra que ves en la pantalla de tu televisor o la mierda que limpias de tu culo cada día, así que, tranquilidad.

Protagonizada por Macarena Gómez, Ana Polvorosa, Carmen Machi, Ana María Ayala o Secun de la Rosa, entre otros, y producida por Pokeepsie Films y Nadie es PerfectoPieles, la ópera prima de Eduardo Casanova, es una de las películas españolas imprescindibles a la que, queramos o no, debemos dar una oportunidad para amarla u odiarla con fundamento.


Las autoridades sanitarias recomiendan morder, saborear, masticar, tragar, digerir, esperar y defecar antes de opinar.

El proceso inverso puede matar. 

·Dedicado a los pliegues epicánticos con los que tropecé y a los míos propios;

después de un cuarto de siglo juntos, yo, sin ellos, no soy yo.

¿Te ha gustado?

Introduce tu correo electrónico y recibe todas las semanas artículos como el que has leído

¡Te has suscrito con éxito!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *